1. abr., 2017

QUE SON LOS EMP.

 

        Los EMP responden al acrónimo error de márgen permitido y, su finalidad es tener en cuenta determinado margen de error en que puede incurrir un aparato medidor como lo son los cinemometros (RADAR) y en aplicación de los mismos aplicar el baremo sancionador en materia de tráfico, dado que, en multitud de ocasiones por un kilometro más, simplemente, se puede dar el salto a otra sanción de mucho mayor transcencia y gravamen económico, asi por ejemplo, bastaria dirigirnos a la tabla de sanciones baremadas para las sanciones por exceso de velocidad y, ver directamente cuales son las consecuencias, pudiendo ser en abstractro y sin pormenorizar, más cuantia economica, más detracción de puntos o, incluso ambas cosas a la vez, y claro como ahora viene la irrenunciable oferta seductora del 50% del descuento (sólo en la cuantia pecuniaria claro), pués para que dar vueltas, vamos abonamos el pago de la sanción, y punto.  Fijaros que el ejemplo que os he puesto anteriormente es el de exceso de un kilometro real claro (los velocimetros de los propios vehiculos tiene su propio margén, siempre alza entre un 2  y un 3%, incluso a velocidades elevadas hasta un 5 %, según expertos en materia de fabricación automovilistica), pero si ya con el mimino margen de error al alza, bien pudieramos irnos al tramo baremador que sanciona la infraccion,, imaginaros aplicando el de 7% que es el que dice la normativa que hay que aplicar, y es que la mayor gravedad de ello se dá, cuando se pasa de una sanción meramente económica a otra que a mayores lleva detracción de puntos, ya que éstos no gozan de descuento alguno, y por tanto digna de poder ser recurrida con amplias no, amplisimas probabilidades de éxito, no ya en el sentido de que anulen o quiten la sanción, sino simple y llanamente de acarrear unicamente por la estricta legalidad de lo que se ha cometido,que a priori lo parece pero no es baladí, si encima esa sanción da lugar a la perdida total o agotamiento del carné por puntos, ni que decir tiene que ha de recurrirse si o también, y bien sencillo es; a la velocidad atribuida o que dicen a la que circulabamos, a la que nos capta el cinemómetro RADAR se le ha de aplicar el 7% y el resultado encuadrarlo en la tabla o cuadro baremador de sanciones por exceso de velocidad, así de sencillo.  Además se da otro matiz garantista en cuanto que si la sanción es correspondiente a un exceso de velocidad que no supera la velocidad de 100 kilometros/hora, el margén a aplicar es directamente de 7 kilometros/hora, y es que perdón por el juicio de valor que a continuación voy hacer,  algunas administraciones han hecho de este tipo de llimitaciones la gallina de lo huevos de oro, en fin, pasén, lean, comparen y si encuentra algo por mejorar, diganosló.